6 de febrero de 1838 Inicia la “Guerra de los Pasteles”.

Guerra de los Pasteles
El 6 de febrero de 1838 tuvo lugar el inicio de la llamada Guerra de los Pasteles, injusto conflicto que constituyó la primera ocasión en que nuestro país se viera invadido por los franceses dentro de su existencia como nación independiente.

Al consumarse nuestra independencia dio inicio una etapa de continuos pronunciamientos armados, durante los cuales, numerosos extranjeros residentes en México reclamaron haber sido víctimas de agravios y daños en sus propiedades.

Varios súbditos franceses, entre ellos un pastelero (de allí el nombre del conflicto) de apellido Remontel reclamaron reparaciones por los daños sufridos en 1828, cuando oficiales mexicanos causaron daños a su local. Años después, en 1837, el Ministro de Relaciones, Luis G. Cuevas, afirmó que "el Gobierno no encuentra obligación para hacer indemnizaciones, cuando se reclaman por pérdidas a consecuencia de un movimiento revolucionario".

A consecuencia de estas declaraciones, la situación entre Francia y México se agravó a grado tal que el 6 de febrero de 1838 fondeó ante Veracruz una escuadra de la Marina Real Francesa, compuesta por 26 navíos de guerra al mando del Almirante Bazoche.

Ante la exigencia del pago por pérdidas sufridas por los franceses a causa de los revolucionarios, Francia envió un ultimátum al gobierno mexicano, el cual no pudo evitar que los franceses abrieran el fuego el 27 de noviembre, bombardeando la fortaleza de San Juan de Ulúa.

Durante el mes de diciembre se libraron combates, en los que perdió la pierna izquierda el General Antonio López de Santa Anna. Al caer Veracruz, el Gobierno de la República tuvo que aceptar las condiciones de Francia, terminando con ello el bloqueo del puerto el 7 de abril de 1839.


Última actualización el Lunes, 22 Abril 2013 15:49